effects of stopping celexa

Acordes

Se persiguen como huidízos animalillos en el aire, almas ubícuas, encarnadas entre el instrumento y el músico, volátiles viajeros que navegan de mente en mente, de piel en piel, que atraviesan el éter a la velocidad de la luz, para posarse en una mirada, en una caricia o en un recuerdo. El músico, arrastrado por la gravedad de sus encantos, se deja llevar en vuelo libre, entre los quejídos de un genio ancestral, entre los misteriosos ritos de exóticas aves en tierras inexploradas, en el dulce vaivén de los besos de una tarde de amor, en un hermoso paraje. Raudal de color, sombras y luz, honda y partícula. Todo ello, congelado en un rectángulo bidimensional para ser liberado en cualquier momento, en el mismo momento de ser observado desde el otro lado del espejo.

© Quini Quintero, Fotógrafo

Facebook Share|Tweet Post|Email Post|Contact Me

Your email is never published or shared. Required fields are marked *

*

*

M á s   I n f o
M o r e   I n f o